Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Faro de Sa Conillera

El faro de Sa Conillera está situado en el punto más alto de esta isla, a 69 metros sobre el nivel del mar. Sus obras finalizaron en 1857, aunque la construcción ha ido moficándose hasta alcanzar el aspecto actual. El faro de la Conejera, nombre que recibe en castellano, se encuentra sobre un edificio de forma circular.  Aquí se concentran las habitaciones del farero, su ayudante, así como otras dependencias para el uso del faro. En 1971 se instaló una nueva óptica con un alcance de 18 millas. La nueva tecnología permitió retirar el personal del faro que residía hasta entonces.

La presencia del islote y su faro, visibles desde toda la bahía de Portmany, son parte del paisaje y la memoria colectiva de todos los ibicencos.

faro de sa conillera ibiza
El camino que conduce al faro de Sa Conillera

Una casa para cada farero

La peculiar arquitectura del edificio tiene origen en una disputa entre fareros. Dos familias de fareros se turnaban cada 15 días viviendo en Sa Conillera y en el faro de Ses Coves Blanques, en Sant Antoni. Al parecer, hubo diversos conflictos con el estado de las casas y se optó por una solución salomónica. Si había problemas por vivir en la misma vivienda, cada farero debería disponer una casa propia.

sa conillera ibiza
El faro de Sa Conillera se asoma en la parte superior. El acantilado está plagado de gaviotas que encuentran un excelente lugar para el descanso.

De esta manera, en la actualidad hay una casa situada a cada lado del faro. Enfrente del faro hay un pequeño aljibe que servía como depósito de agua potable. Los fareros estaban destinados en la isla durante 15 días hasta el siguiente cambio de turno pero, si las condiciones marítimas eran adversas, debían permanecer a la fuera en la isla hasta que el mar permitiese la navegación.

La loca idea de abrir un hotel en el Faro de Sa Conillera

La isla de Sa Conillera pertenece a la familia Matutes, al igual que otros Illots de Ponent. En 2014, apareció en la prensa la intención del grupo empresarial de abrir un hotel-boutique en las instalaciones del faro con ocho habitaciones. Rápidamente, numerosos grupos ecologistas recordaron que todos los islotes del poniente ibicenco están incluidos en una reserva natural, por lo que la actividad hotelera no era compatible en estos espacios.

faro de sa conillera
El faro de Sa Conillera. Se pretendía transformar el pequeño pozo que se ve delante del edificio en una piscina.

Matutes insinuó que iba a realizar un referéndum entre los ibicencos para ver si se oponían al proyecto, aunque finalmente la idea se quedó aparcada.

¿Se puede visitar el Faro de Sa Conillera?

La isla forma parte de la reserva natural des Vedrà, Es Vedranell i Els Illots de Ponent. Su protección impide las excursiones en la isla, excepto aquellas rutas guiadas que se realizan en primavera y entre final de verano y principios de otoño.

En estas interesantes visitas, se puede rodear el faro aunque no visitar su interior.