Las mejores puestas de sol de Ibiza

Las mejores puestas de sol de Ibiza

Uno de los atractivos de Ibiza es la puesta de sol que se puede observar desde muchos puntos de la costa oeste de la isla. Es todo un atractivo ver pasar los minutos en los que el sol va fundiéndose con el mar mientras el cielo va adquiriendo tonos de color azul, al naranja, rosa y violeta hasta desaparecer en el agua. Para muchas personas, la puesta de sol constituye un momento mágico.

La puesta de sol se puede disfrutar durante todo el año en Ibiza, siempre que las nubes lo permitan. Si estás de vacaciones, reserva por lo menos una tarde a vivir esta experiencia, aunque hay que recalcar que en los meses de verano, es posible que la calima provocada por el calor no permita ver una puesta de sol limpia sobre el horizonte. Los mejores días para ver la puesta de sol en Ibiza son aquellos en los que hay mucho viento o los días posteriores a una buena lluvia, ya que esto consigue limpiar la atmósfera y el cielo se encuentra más despejado.

Hay muchas playas y lugares únicos para disfrutar de uno de los momentos más fotografiados por todos los visitantes de Ibiza. Cada puesta de sol es diferente y existen muchos lugares mágicos desde donde vivir este momento de forma especial. En el siguiente mapa, puedes ver un mapa con algunos de las mejores playas y puntos para ver la puesta de sol en Ibiza:

En el siguiente listado, nuestras puestas de sol favoritas de Ibiza:

Benirràs y los tambores hippies

fiesta de los tambores Ibiza

Un grupo de personas tocan los tambores durante la puesta de sol en la mítica fiesta de Benirràs

La playa de Benirràs es una de las más famosas de Ibiza, y es que tiene muchísimos encantos que hacen de este lugar un sitio muy especial: entorno natural boscoso, aguas limpias, una puesta de sol espectacular y un ambiente hippie auténtico en Ibiza.

Durante la puesta de sol, destaca poderosamente la curiosa silueta del Cap Bernat recortada en el horizonte. Lamentablemente, son muchos los barcos los que fondean delante de esta cala y muchas veces entorpecen la imagen del atardecer. Pero sí por algo es famosa la puesta de sol en Benirràs es por la original fiesta de los tambores que acompaña al hundimiento del sol en el mar Mediterráneo.

Cala Comte

cala comte sol

Desde Cala Comte podemos ver un horizonte salpicado de islotes durante la puesta de sol

Cala Comte, también conocida como Platges d’en Comte, es una de las mejores playas de Ibiza. Sus aguas son de las más limpias y cristalinas de la isla y el horizonte está plagado de grandes islas y pequeños islotes que configuran un escenario perfecto para la puesta de sol.

A pesar de que se trata de una playa pequeña, en Cala Comte podemos ver el atardecer desde diferentes alturas: desde la arena, desde las rocas, desde el aparcamiento, desde el chiringuito que ofrece unas vistas espectaculares… Como decimos, esta playa es de obligada visita, por lo que si no tienes prisa, quédate el tiempo que sea necesario para ver el anochecer pausadamente.

Punta Galera

punta galera ibiza

Punta Galera es una experiencia original para ver la puesta de sol.

Una de las calas más desconocidas y con un acceso difícil, pero de las mejores para ver la puesta de sol. Se trata de una zona formada por grandes plataformas rocosas – no encontraremos ni un grano de arena – y con un ambiente joven y muy tranquilo.

Desde las plataformas es posible saltar al mar, y son muchos los que miran la puesta de sol desde el agua. Las rocas se tiñen de naranja durante el atardecer dando lugar a un escenario mágico y donde uno puede entrar en plena armonía con la naturaleza de la isla. Si te gusta la tranquilidad, Punta Galera es tu sitio.

Las Salinas

puesta de sol ibiza

Puesta de sol desde el Parque Natural de Ses Salines de Ibiza

No es necesario ver la puesta de sol desde una playa, hay muchos otros lugares de Ibiza muy recomendables donde obtendremos unas buenas vistas. Uno de nuestros lugares preferidos es desde el Parque Natural de Ses Salines, donde veremos el sol reflejado sobre los distintos estanques que acumulan la sal.

Además de una bonita experiencia, también disfrutarás de la tranquilidad y soledad del lugar, ya que no es un sitio muy frecuentado por turistas. Si has disfrutado de un día de playa en Las Salinas o en Es Cavallet, no es un mala idea esperar hasta el ocaso para disfrutar de estas vistas.

Café del Mar

cafe del mar ibiza

Café del Mar dispone de música para acompañar el final del día

Un lugar que ya se ha convertido en clásico. El Café del Mar ofrece una de las puestas de sol con más historia de Ibiza. Fueron uno de los primeros lugares en descubrir que el atardecer podría ser todo un negocio y desde hace más de 25 años, este bar a orillas del mar, en San Antonio, sirve copas acompañadas con música chill-out y unas vistas muy especiales.

El ambiente que se respira, con todas las terrazas repletas de gente cada atardecer, hacen de este lugar uno de los clásicos para ver la puesta de sol en Ibiza. Además, se encuentra en San Antonio, por lo que si te alojas aquí es una opción cómoda para ver el atardecer.

Kumharas

mirar la puesta de sol

Uno de los bares más famosos para ver la puesta de sol es Kumharas

Uno de los bares más sorprendentes de toda Ibiza es el Kumharas, en la bahía de San Antonio. No solo sorprende por su privilegiada situación frente al mar y por su curiosa decoración, sino por el ambiente que se respira en el lugar, especialmente con las actuaciones por las tardes y la puesta de sol. Un lugar donde estar tranquilo con tus amigos pero a la vez pasártelo bien. La música también juega un papel muy importante en este lugar, con música tranquila hasta la puesta de sol, para después dar paso a espectáculos durante la noche.

Es Vedrà

Un grupo de amigos en la puesta de sol ante el islote de Es Vedrà.

El islote mágico de Ibiza es uno de los sitios favoritos para ver el ocaso. La silueta recortada de Es Vedrà impone con sus casi 400 metros sobre el nivel del mar, mientras que el cielo y el mar adquieren tonos rojizos y anaranjados. Desde el acantilado, en días despejados, podrás ver las montañas de la Península Ibérica.

es vedra ibiza

Detalle de la puesta de sol con Es Vedrà de fondo. En el horizonte se recortan las montañas de la Península.

Puesta de sol en Ibiza… ¡desde tu barco!

Todas los lugares hasta ahora suenan muy bien, pero rara vez podrás estar en soledad en cualquier de los sitios mencionados. Te proponemos un plan perfecto para que puedas disfrutar de este espectáculo que Ibiza ofrece como ningún otro lugar:

puesta de sol ibiza

Las puestas de sol desde el mar, con Ibiza de fondo, son espectaculares

Si quieres disfrutar de una experiencia única, te recomendamos navegar en barca por la isla y ver el atardecer a bordo. Puedes escoger tu playa favorita y los lugares que más te apetezca visitar desde el mar. Aquí te explicamos cómo alquilar un barco con patrón para pasar un día inolvidable junto con tu pareja, amigos o familia. 100% recomendable.

Existen muchas otras playas y lugares desde donde poder ver la mágica puesta de sol de Ibiza. Si quieres, puedes investigar por tu cuenta, quizás encuentres un lugar solitario donde poderlo ver en la intimidad la puesta de sol con alguien especial.

Cala Blanca

Cala Blanca

La mayoría de playas de Ibiza se abarrotan en verano. El buen tiempo invita a bañarse en las aguas templadas del Mediterráneo y la isla presume de un buen montón de calas donde pasar el día. Sin embargo, puede sorprender que joyas como Cala Blanca se encuentren vacías en plena temporada.

¿Cuál es el secreto? Ni más ni menos que su difícil acceso. Esta playa, que se encuentra en el este de la isla – entre Cala Llonga y Santa Eulalia – tiene un acceso tan complicado que muchos ibicencos ni siquiera han oído hablar de ella. Y todo ello a pesar de tener una extensión de más de un centenar de metros.

Panorámica de Cala Blanca, donde no se ven accesos visibles

Una orilla de rocas

No cojas aún la toalla y el pareo. Esta playa se encuentra en estado salvaje, aquí no encontrarás ni chiringuitos ni ningún servicio. Si te gustan las playas salvajes, Cala Blanca será uno de tus lugares favoritos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la playa se ha moldeado como la naturaleza ha querido. Su orilla se encuentra llena de piedras y en ocasiones podemos encontrar restos de posidonia (“algas” para los neófitos) arrastradas por la corriente.

cala blanca Ibiza

La playa de Cala Blanca ¿No la conoces?

Además, encontramos grandes rocas que han sido separadas del acantilado bajo el que se encuentra la playa. No es sencillo moverse libremente por la orilla, por lo que las personas con ganas de jugar y descansar no encontrarán aquí su lugar ideal. Y a todo ello, hay que añadir la dificultad para llegar a Cala Blanca

Cala Blanca: La playa que pudo ser… y no fue

En la costa este de Ibiza encontramos diferentes zonas turísticas muy importantes. Playa d’en Bossa, Siesta o Cala Llonga son algunos de los centros hoteleros más importantes de la isla. Esta bella playa, rodeada de pinares y montañas parecía un buen sitio para atraer a más visitantes. Hubo quien pensó que se podía repetir la misma jugada con esta playa pero, afortunadamente, hoy podemos seguir viendo esta playa en su estado ‘casi natural’.

cala blanca ibiza playa secreta

Tras una caminata para llegar hasta aquí, toca descansar

Las máquinas accedieron a la zona y realizaron un larguísimo túnel de 100 metros bajo la montaña para acceder a la playa. Las obras quedaron paradas, pero el acceso ha quedado como la única vía sencilla para llegar a esta cala poco conocida.

¿Cómo llegar a Cala Blanca? Caminata y túnel

Esta cala se encuentra en la costa este de la isla de Ibiza, al sur de Santa Eulalia. Se puede acceder caminando desde la Urbanización Siesta o desde la Urbanización Valverde, junto a Cala Llonga.

cala blanca ibiza

El túnel de acceso a la playa de Cala Blanca

El último tramo deberás realizar caminando por una carretera de grava en muy mal estado durante más de medio kilómetro. Al final del camino llegarás al mar, pero no a la playa. A tu derecha encontrarás, semi oculto, un túnel de cien metros que conduce hasta Cala Blanca. Mejor que mires el siguiente mapa para ver su localización.

Tal como hemos explicado, el lugar se encuentra en estado salvaje y alejado de cualquier servicio. Mejor que no acudas a la cala sin compañía.

Can Embarcadero (Ses Xorollanes) – La Calita Junto a La Mansión

Can Embarcadero (Ses Xorollanes) – La Calita Junto a La Mansión

Platges de Comte es una de las mejores playas de Ibiza: una playa de arena blanca, un agua increíble, un horizonte salpicado de islotes y una puesta de sol impresionante. A pocos metros de esta playa encontramos enormes mansiones que ‘manchan’ uno de los paisajes más bonitos de la isla. Una de estas casas, situada junto al mar, pasa poco desapercibida. Sus sonrojantes dimensiones llaman la atención a todos aquellos visitantes de la zona. Lo que muchos quizá desconocen es que a los pies de esta casa se esconde un curioso rincón marinero: Can Embarcadero.

No estaremos en una calita ibicenca, pero sí que descubriremos un lugar habitualmente poco visitado y, sobretodo, muy seguro. Especialmente porque la casa, que ha construido unas escaleras de acceso al mar, ha realizado una obra para el desembarco y un muelle dispone de seguridad privada que trata de evitar que nadie se acerque hasta Can Embarcadero.

Enric Ribas, en Toponímia i dialecte a Eivissa i Formentera nos recuerda que esta zona era conocida como Ses Xorollanes. Antes de la construcción de un solárium, la zona era una muelle de carga, principalmente madera.

Can Embarcadero, una 'cala' artificial creada por los propietarios de la mansión.

Can Embarcadero, una ‘cala’ artificial creada por los propietarios de la mansión. Imagen: Xumeu Ferrer

Aquí nadie nos puede prohibir el acceso. Toda la costa de Ibiza es de dominio público (bueno, toda la costa española). Por lo tanto, absolutamente nadie puede prohibirte que vengas a pasar aquí el día y disfrutar de las instalaciones que han puesto para tratar de privatizar la zona. La casa que se encuentra sobre el lugar es bien conocida por la prensa, ya que diferentes personajes famosos se han hospedado en ella. Muchos conocen esta mansión como ‘La casa de Elle McPherson en Ibiza’, o incluso se ha relacionado esta vivienda como la residencia de Naomi Campbell en la isla.

A pesar de que no se trata de una playa, sí que es un buen lugar para el descanso. ‘Alguien’ ha realizado una explanada de hormigón donde podemos estirar la toalla y desde donde saltar al mar. También hay unas escaleras construidas hasta el agua, con una pasamanos para subir y entrar al mar. Los fondos son en su mayoría rocosos, perfectos para los amantes del buceo en superficie.

Can Embarcadero: no parece un mal sitio para venir a comer un bocadillo con amigos, la familia o en pareja ¿Verdad?

Can Embarcadero: no es mal sitio para venir a comer un bocadillo con amigos, la familia o en pareja ¿Verdad? Imagen: Xumeu Ferrer

Desde esta página tratamos de dar a conocer las playas de Ibiza, pero hay que reconocer que Ses Xorollanes no es una playa… Sin embargo, sí que es un sitio muy interesante y que debe ser disfrutado por todos, por mucho que a algunos les gustaría privatizarlo. Si lo recalcamos es porque ha habido bañistas que han visitado el lugar y diferentes miembros de la seguridad privada de la casa les han invitado a abandonar el lugar, aduciendo que es un lugar privado. Si te ocurre los mismo, puedes estar tranquilo: permanece tumbado al sol y llama inmediatamente a la policía para denunciarlo. La costa ibicenca es de dominio público.

¿Cómo se va a ‘Can Embarcadero’?

Llegar hasta este lugar no es complicado. Dirígete hasta Platges de Comte y deja tu vehículo en el aparcamiento. Camina hacia el sur (es decir, hacia la izquierda) unos 5-10 minutos y llegarás a Can Embarcadero. Disfruta del lugar, del día y de Ibiza 😉

Caló des moro

Caló des moro

La pequeña playa de Caló des Moro se encuentra en la población de San Antonio, en el oeste de la isla de Ibiza. Se trata de una pequeña playa de arena de apenas 25 metros de largo, con más de 60 metros de longitud. Es una de las playas urbanas que encontramos el pueblo de San Antonio, junto con S’Arenal y Cala Gració.

Esta playa sería sin duda un pequeño rinconcito encantador en la costa de Ibiza sino hubiese tenido la mala suerte de estar tan cerca de un pueblo que se ha visto tan inundado por la influencia del boom turístico. Esto ha hecho que numerosos hoteles haya aparecido por la zona, hasta casi ahogar el Caló des Moro. Con menos de cien metros de linea de mar, esta playa suele congregar a gran cantidad de gente en busca de un trozo de arena y un camino para llegar hasta el agua. Aún así, si te vas a alojar por la zona, debes saber que se conserva muy limpia y que la playa es una muy buena opción de baño cerca de tu hotel.

Cuenta con un gran número de servicios, entre los que se incluyen duchas y rampas de accesos para minusválidos. También existe una plataforma de madera donde muchos paseantes y bañistas pueden estirarse a tomar el sol. Se trata de una cala urbana, junto a la cual comienza un largo paseo junto al mar que se prolonga por la costa a través del pueblo de San Antonio hasta llegar a la playa de Es Pouet.

calo des moro ibiza san antonio

La pequeña ensenada de arena de Caló des Moro

Junto a esta cala también se encuentran un buen número de hoteles y muchísimos bares con gran ambiente durante el atardecer. Uno de los puntos fuertes de esta pequeña playa es la espectacular puesta de sol. A pocos metros de Es Caló des Moro están situados varios bares con vistas a la mágica puesta de sol, entre ellos el famoso Café del Mar, todo un reclamo desde hace años. La imagen del sol fundiéndose en el mar en esta zona abarrotada de bares es, para muchos, una experiencia que se debe vivir. El sol se esconde en el horizonte de la Bahía de Sant Antoni junto al islote de Sa Conillera.

calo des moro sant antoni de portmany

Alrededor de la playa encontramos restaurantes, bares y hoteles.

Una de las actividades sorprendentes de esta zona es el parasailing, deporte de aventura que consiste en dejarse arrastrar por una barca y sobrevolar el mar gracias a un paracaidas. Un lujo sobrevolar el mar y sentirse más cerca del cielo mientras se observa la puesta de sol.

Posiblemente no estamos delante de la mejor playa de Ibiza por sus muy reducidas dimensiones, pero sin duda hay pocas calas tan cómodas y con unas vistas tan privilegiadas como Caló des Moro.

¿Cómo ir a Caló des Moro?

Llegar a Caló des Moro es simple, tan solo llega hasta el pueblo de San Antonio y sigue las indicaciones que se encuentran en la carretera. La playita se encuentra situada en la zona norte del pueblo, se puede ir fácilmente caminando a través del paseo situado al borde del mar.

Port d’es Torrent

Port d’es Torrent

La playa de Port d’es Torrent es una de las últimas playas urbanas que encontramos en la zona de la bahía de San Antonio, en la costa este de Ibiza. Se trata de una playa situada en una bahía cerrada que, pese a que impide que veamos la puesta de sol en el mar nos permite disfrutar siempre de unas aguas tranquilas.

La playa se encuentra rodeada de una infraestructura muy del gusto de los turistas de la zona: deportes acuáticos, restaurantes, hoteles, apartamentos. Sin duda, la playa es una de las favoritas entre aquellos que visitan Ibiza con su fmailia y sus hijos.

playa de port des torrent ibiza

La arena de Port d’es Torrent es un campo de juegos para familias y amantes de los deportes náuticos

El nombre de la playa da una pista de lo que podemos encontrar aquí. La playa de Port d’es Torrent se encuentra en una bahía natural muy protegida del oleaje y, tal como indica su nombre (port), se trata de un puerto natural. Por otro lado, un torrente (torrent) atraviesa la playa y vierte sus aguas en el mar cuando caen tormentas en la isla.

La playa de Port des Torrent, desde Punta de Sa Pedrera

La playa de Port des Torrent, desde Punta de Sa Pedrera

A pesar de que la playa se encuentra muy urbanizada, también encontramos unos pequeños pinares a ambos lados del arenal. Por otro lado, la playa intenta regenerar las dunas que intentan ser recuperadas mediante la instalación de barreras naturales y pasarelas de madera. Caminando a mano izquierda, podemos pasear en un bonito paseo por la costa hasta encontrar la curiosa Punta de sa Pedrera, una antigua cantera de marès.

Panorámica de la playa de Port d'Es Torrent.

Panorámica de la playa de Port d’Es Torrent.

¿Cómo llegar a Port d’es Torrent?

Desde Sant Antoni, debemos dirigirnos por la carretera que cruza toda la bahía de San Antoni (Avenida San Agustí). Después de cinco kilómetros, y si seguimos las señales, encontraremos a mano derecha el desvío hasta Port d’es Torrent.

Junto a Port d'es Torrent se levantan diferentes hoteles, restaurantes y servicios turísticos.

Junto a Port d’es Torrent se levantan diferentes hoteles, restaurantes y servicios turísticos.

Si queremos llegar hasta esta playa desde Ibiza o Sant Josep, también podemos conducir hasta el desvío de Cala Bassa y Platges d’en Comte (junto a Sant Agustí).

Playas con Bandera azul de Ibiza

Playas con Bandera azul de Ibiza

La Bandera Azul que vemos en un buen número de playas de Ibiza es un galardón que certifica la calidad ambiental de la zona del litoral donde se encuentra izada. Se trata de un símbolo de certificación creado y gestionado por la FEE (Fundación para la Educación Ambiental), en 1987, presente en más de 70 países.

Cada año se concede (o se pierde) una Bandera Azul a las playas que cumplen ciertos criterios que se revisan periódicamente. Los criterios por lo que se puede optar a una bandera azul son los de legalidad, sanidad, limpieza, seguridad e información y gestión ambiental.

Playas con bandera azul de Ibiza

Ibiza presume a lo largo de su litoral de un buen número de playas con el distintivo de bandera azul

Por lo tanto, aquellas playas de Ibiza que izan la bandera azul supone para muchos estar entre las mejores de la isla. Sin embargo, no debemos olvidarnos que las banderas azules se otorgan por criterios objetivos, pero muchas playas de Ibiza que no cuentan con este distintivo se encuentran entre las imprescindibles de la isla.

Sol d’en Serra

Sol d’en Serra

Una de las pocas playas de còdols que podemos encontrar en la costa de Santa Eulària se encuentra a poca distancia de Cala Llonga bajo un impresionante acantilado. La playa de Sol d’en Serra es estrecha pero seguro que casi el kilómetro que ocupa el litoral encuentras un lugar para poner la toalla.

Se trata de una playa de còdols, pequeños cantos rodados que se han formado por las rocas erosionadas por el efecto del mar. Sol d’en Serra sería una playa totalmente inaccesible por tierra si la presencia del hombre no se hubiese hecho notar rompiendo parcialmente parte de la montaña para crear un acceso al mar. En ese mismo acceso se encuentra un beachclub con buen ambiente para bolsillos repletos. En la playa hay servicio de alquiler de hamacas, lo cual es una comodidad para evitar tumbarse sobre las piedras que ocupan toda la orilla

Sol d'en Serra presume de agua de bellos tonos de azul

Sol d’en Serra presume de agua de bellos tonos de azul

La orientación de la playa al sureste provoca que en ocasiones encontremos oleaje y restos de posidonia arrastrados por el mar. Si esto ocurre, no dejes de intentar repetir tu visita a esta playa: si tienes fortuna podrás disfrutar en un día tranquilo de un agua turquesa espectacular.

La playa se encuentra rodeada de montañas. Al fondo, Es Cap des Llibrell

La playa se encuentra rodeada de montañas. Al fondo, Es Cap des Llibrell

¿Cómo llegar a Sol d’en Serra?

Dirígete en dirección a Cala Llonga, llegarás siguiendo las indicaciones desde Jesús o desde Santa Eulària. Una vez llegues a Cala Llonga, deberás continuar hasta el final de esta playa y girar a la derecha siguiendo las indicaciones. La carretera dejará de estar asfaltada y en menos de un kilómetro llegarás hasta la parte superior del acantilado donde deberás estacionar tu vehículo.

Los còdols, piedras redondeadas, se encuentran en toda la orilla de Sol d'en Serra

Los còdols, piedras redondeadas, se encuentran en toda la orilla de Sol d’en Serra

La pendiente de bajada a la playa se ha suavizado mediante unos escalones para bajar hasta la playa. Si no quieres utilizar el servicio de hamacas, no te olvides traer unas zapatillas de agua para poder pisar sin problemas en la entrada al mar.

Playa del racó de ses Dones

Playa del racó de ses Dones

Entre el monolito natural de Es Paller d’en Camp y la playa de Aigües Blanques encontramos una pequeña y, aparentemente, inaccesible pequeña cala. Se trata de la playa del Racó de ses Dones.

El nombre de esta pequeña playa hace referencia a que se trataba de una playa en la que habitualmente se refrescaban las mujeres. Hasta la primera mitad del siglo XX, era habitual que hombres y mujeres se bañaran en lugares separados para evitar cualquier tipo de suspicacia, a pesar de que las mujeres se bañaban con vestidos largos que no daban pie a la imaginación. Esta pequeña cala era uno de los rincones donde las mujeres podían bañarse.

En esa pequeña porción de arena y piedras (abajo a la izquierda) se encuentra la Playa del racó de ses Dones. Foto: Alan Ripoll

En esa pequeña porción de arena y piedras (abajo a la izquierda) se encuentra la Playa del racó de ses Dones. Foto: Alan Ripoll

Lo más curioso de esta playa, en la que encontramos apenas un tramo de 20 metros de arena, es su acceso. Bajo el monolito de Es Paller d’en Camp se realizó un agujero por el que las mujeres podían acceder caminando desde la vecina playa del Racó des Paller d’en Camp, que se encuentra a continuación de Es Figueral.

 

A la izquierda del monolito se aprecia un agujero en la roca: es el acceso a la playa del Racó de Ses Dones

A la izquierda del monolito se aprecia un agujero en la roca: es el acceso a la playa del Racó de Ses Dones

La playa del racó de ses Dones, o según la Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera cova de ses Dones, habitualmente suele estar desierta debida al complicado acceso.

Caló Gros (Punta Grossa)

Caló Gros (Punta Grossa)

Bajo el acantilado en el que se asienta el faro de Punta Grossa, o lo que queda de este edificio, encontramos esta pequeña playa virgen de aguas transparentes.

Se trata de una pequeña playa de cantos rodados que disfruta de estar en un lugar prácticamente inaccesible. Únicamente por barco se puede llegar hasta esta playa sin sudar. Si deseas acceder a pie, deberás realizar un periplo considerable: realizar la ruta hasta el faro de Punta Grossa y después bajar por un peligroso descenso hasta la playa. No hay ningún camino para descender hasta la playa por lo que, sinceramente, creemos que no merece la pena el riesgo.

El Caló Gros de Punta Grossa disfruta de aguas transparentes

El Caló Gros de Punta Grossa disfruta de aguas transparentes

La playa del Caló Gros recibe los vientos del noreste, por lo que únicamente recomendamos la visita a navegantes que encuentren un día de buena mar por la zona.

Playa de Es Racó des Paller d’en Camp

Playa de Es Racó des Paller d’en Camp

Esta minúscula playa se encuentra en el extremo sur de la base de un enorme monolito fálico del cual recibe el nombre: Es Paller d’en Camp. Se trata de una playa poco frecuentada, ya que se encuentra prácticamente a continuación de la más conocida Es Figueral, donde se encuentra un complejo hotelero de centenares de habitaciones.

La separación de la playa de Es Racó des Paller d’en Camp y Es Figueral son unas grandes rocas, producto de los derrumbes del acantilado bajo la que se esconde esta playa, y que también afectaron en su día a Es Paller d’en Camp, modificando su aspecto. La playa está compuesta fundamentalmente de arena gruesa, aunque también encontramos grandes rocas que se han desprendido de los muros que la rodean.

La playa de Es Racó des Paller d'en Camp, justo bajo el acantilado y el monolito.

La playa de Es Racó des Paller d’en Camp, justo bajo el acantilado y el monolito.

La playa de Es Racó des Paller d’en Camp tiene un acceso no excesivamente complicado, pero que no resulta obvio. Son pocos los que caminan hasta el extremo situado más al norte de Es Figueral e incluso desde este punto no es visible la playa. Hay que caminar por un sendero (mejor si llevamos un calzado deportivo) o nadar  unos 50 metros para alcanzar la playa.

Un nudista disfrutando de las aguas que rodean Es Racó des Paller d'en Camp

Un nudista disfrutando de las aguas que rodean Es Racó des Paller d’en Camp

Siendo una playa de arena, tranquila y con una afluencia baja de bañistas no es de extrañar que este pequeño rincón se haya convertido en una excelente playa de nudista. Además del entorno natural que envuelve a la playa, desde la arena se puede ver el islote de Tagomago en el horizonte. Por cierto, no se lo digas a nadie, pero si trepas por el orificio que se aprecia bajo el monolito, accederás a otra pequeña cala.

Se intuye la playa desde el extremo norte de Es Figueral

Se intuye la playa desde el extremo norte de Es Figueral

El único inconveniente de esta playa, además de su acceso, son las corrientes marinas. Se trata de una calita realmente estrecha y en ocasiones donde el oleaje sea muy fuerte o la mar se encuentre un poco elevada, puede ser algo complicado depositar nuestra toalla y el resto de pertenencias.

¿Cómo ir a la Playa de Es Racó des Paller d’en Camp?

La tranquilidad bajo el monolito fálico está asegurada

La tranquilidad bajo el monolito fálico está asegurada

Para llegar hasta esta playa, debemos dirigirnos al pueblo de Sant Carles de Peralta. Tras pasar el pueblo, debemos seguir las indicaciones hasta la playa de Es Figueral, donde dejaremos nuestro vehículo. Caminando unos 400 metros hacia el extremo norte de la playa, llegaremos hasta unas rocas que debemos sortear para alcanzar Es Racó des Paller d’en Camp. Podemos alcanzar la playa nadando o por un pequeño sendero sobre las rocas.