Conocer Ibiza

Ibiza es una isla de 45 kilómetros de largo y 15 de ancho. ¿Una isla pequeña? Puede que te lo parezca, pero por muchas veces que vengas, nunca llegarás a conocer Ibiza del todo. Y es que aunque algunos se quedan con la parte superficial de la isla de Ibiza, la de la fiesta y discotecas, existe un parte menos conocida y más auténtica, la Ibiza mágica.

Para los que nunca han estado aquí y no conocen Ibiza, apenas tienen una imagen de la isla como destino de fiesta. Sin embargo existe una parte de Ibiza que merece la pena conocer, que seguro que te sorprenderá: desde la gastronomía hasta y el idioma hasta la tranquila forma de vivir. Si vienes, olvídate de los atascos, las prisas y el estrés, como se suele decir “No tengas prisa, esto es Eivissa”.

conocer Ibiza

El hecho de que Ibiza sea una isla, ha supuesto que estuviese alejada de otras culturas y civilizaciones durante muchos siglos, dotándola de una historia propia que ha hecho que posea unas características originales. La situación privilegiada de Ibiza en el mar Mediterráneo la ha convertido en una isla deseada desde la antigüedad, conocido enclave estratégico para dominar las rutas comerciales en el Mediterráneo occidental por el que han pasado muchas culturas.

De esta manera, púnicos, cartagineses, romanos, árabes y catalanes han ido dejando impresa su huella en Ibiza, y es aún palpable en la arquitectura, vestidos o canciones tradicionales, que todo junto forma parte de otra Ibiza diferente. Sin olvidarnos de los hippies, que en la década de los 60 descubrieron y dieron Ibiza a conocer haciéndola internacionalmente famosa. Aunque poco quedan de aquellas personas, su espíritu aun perdura en nuestros mercadillos y fiestas de estilo hippie.

Así que si vas a venir una semana, dos o todo el verano, tén claro que apenas podrás conocer Ibiza en una pequeña parte.. Porque no es lo mismo ver la ciudad que la calma en el campo, o ver Es Pla de Corona con todos los almendros en flor en febrero, o ver la otra cara de Ibiza en invierno, estar en un rincón al lado del mar viendo la puesta de sol… ¡tantas cosas por ver!