Mercadillo de Sant Jordi

El mercadillo de Sant Jordi, en la carretera al aeropuerto de Ibiza, es uno de los mercadillos de Ibiza más importantes por su afluencia de gente, ya que se celebra durante todo el año y es especialmente visitado por los ibicencos, incluso en invierno.

El mercadillo se encuentra en el hipódromo de Sant Jordi, pueblo situado en dirección al aeropuerto. Se organiza todos los sábados del año, de 9.00 hasta las 14.30 horas, pero en los meses de temporada baja, de septiembre a mayo, está mucho más concurrido. Es el mercadillo con un ambiente más auténtico, ya que se celebra durante todo el año y, aunque buena parte de los vendedores son fijos, hay muchas personas que acuden ocasionalmente a vender cosas que tienen por casa y a veces se pueden encontrar algunas gangas en Sant Jordi.

mercadillo de sant jordi

El mercadillo de Sant Jordi tiene el ambiente más bohemio y auténtico de Ibiza

Es el preferido entre los habitantes de Ibiza, ya que en el mercadillo de Sant Jordi se puede comprar practicamente de todo de segunda mano y es uno de los puntos donde en invierno se conserva el espíritu hippie. Libros, ropa, bisutería o pasar un rato divertido mirando lo que la gente puede ofrece. En el mercadillo reina un ambiente muy cosmopolita y hay un bar con bebidas y aperitivos.

Otra de las características que hacen del mercadillo de Sant Jordi un lugar muy especial es que cualquiera puede ponerse a vender en los puestecillos sin necesidad de ningun permiso (al contrario de lo que ocurre en otros mercadillos de la isla). Es por eso que son muchas las personas que se deciden a vender en el mercadillo de Sant Jordi diferentes utensilios de segunda mano como herramientas, libros e incluso productos artesanales, haciendo de este mercadillo un lugar auténtico en el que cada visita se encuentran puestos muy diferentes.

El mercadillo de Sant Jordi está muy bien organizado y se puede pasear de una manera cómoda entre los pasillos que forman los puestecillos y sus propios coches, donde cargan y descargan la mercancía que espera ser vendida.

tambores, mercadillos, ibiza

Varias personas tocan tambores en las gradas del mercadillo de Sant Jordi, Ibiza.

Para vender en el mercadillo de Sant Jordi no hay que seguir unas condiciones especiales, pero sí que hay que reservar sitio. El viernes por la tarde se hace cola a la puerta del mercadillo y una vez abiertas las puiertas, hay que reservar un sitio para nuestro mercadillo. Al día siguiente, una persona de la organización del mercadillo de Sant Jordi irá a nuestra mesa o espacio ocupado y nos cobrará según los metros de espacio ocupados. Los precios no son excesivamente caros, entre cinco o ocho euros el metro.

Al mediodía se reúnen percusionistas con sus bongos y tambores en las gradas del recinto del mercadillo y se organizan unas sesiones que nada tienen que envidiar a otros eventos hippies de Ibiza. No lo dudes y visita el mercadillo de Sant Jordi, uno de los más auténticos de toda la isla de Ibiza.

¿Cómo llegar al mercadillo de Sant Jordi?

El mercadillo se encuentra en el hipódromo del pueblo de Sant Jordi. Si vamos a visitarlo en coche, no hace falta que vayamos al pueblo, simplemente conduciremos hacia el aeropuerto y nos desviaremos por el camino que nos indica Playa de Ses Salines. Llegaremos a una rotonda con cinco salidas diferentes, y debemos tomar la que indica Sant Jordi.

Hay una gran cantidad de aparcamientos, aunque es posible que nos encontremos problemas para encontrar un hueco si visitamos el mercadillo de Sant Jordi a mediodía. Además, todos ellos se encuentran en descampados de tierra, por lo que en invierno encontraremos charcos y barro.