Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Cala Bassa

Cala Bassa es una de las mejores calas de Ibiza, habitualmente premiada con bandera azul debido a la increíble claridad y el color azul que aquí el agua presenta. Además, debido a la escasa pendiente que encontramos en los primeros metros de playa, el agua de esta playa acostumbra a tener una temperatura cálida, por lo que el mar te invita a entrar y darte un buen chapuzón.

El único inconveniente de Cala Bassa es que en temporada alta, lógicamente, es una playa muy frecuentada, así que si no llegamos temprano, seguramente nos costará encontrar un lugar para poner nuestra toalla. Por otro lado, cabe mencionar que la cala se encuentra rodeada de un pequeño bosque, donde mucha gente prefiere descansar bajo un árbol para disfrutar de la tranquilidad. La playa cuenta con los servicios de un chiringuito que ha invadido en la actualidad buena parte de esta cala ofreciendo sus servicios.

Panorámica de Cala Bassa. La transparencia del agua y la arena blanca son sus mayores reclamo.
Panorámica de Cala Bassa. La transparencia del agua y la arena blanca son sus mayores reclamos.

Resumen de contenidos

El origen del nombre

El nombre de esta playa proviene de un pequeño estanque, bassa en ibicenco, que encontramos al llegar a esta cala. Este estanque tiene muy poca profundidad, por lo que es habitual ver a niños jugando en él, bañándose o intentando capturar a los incautos peces que se aventuran a entrar en él. Se trata de una ‘piscina’ artificial, que se realizó abriendo un pequeño canal por el que entra agua del mar.

Otro de los puntos que hacen muy llamativa a Cala Bassa es la zona de pequeños saltos y acantilados que encontramos en la parte derecha de esta playa. Aunque se trata de alturas pequeñas, perfectas para los no iniciados, gran cantidad de gente se arremolina a ver las volteretas y demás acrobacias de los bañistas más atrevidos. Siguiendo la costa más a la derecha de la playa encontramos acantilados mayores pero más desconocidos, donde mucha gente también aprovecha para tumbarse al sol.

Cala Bassa Ibiza
La bassa que da nombre a la playa.

Entre los habituales servicios de las playas ibicencas, como el alquiler de hamacas y sombrillas, también existe la posibilidad de practicar una gran cantidad de deportes acuáticos.

La playa y Cala Bassa Beach Club

Lo que antaño era una de las joyas de la costa ibicenca ha sido fagocitada por un negocio: el Cala Bassa beach Club (CBcB). Se trata de un chiringuito que ha realizado un esfuerzo por convertirse en un lugar de moda. Desde la creación de este beachclub, podemos escuchar música desde prácticamente cualquier lugar de la playa, para alegría de algunos y desesperación de otros. Su restaurante cuenta con múltiples zonas (especializadas en comida japonesa, coctelería, etc.) que ocupan la playa de punta a punta.

cala bassa ibiza
El agua azul de Cala Bassa es un reclamo ineludible para visitar esta playa con toda la familia.

Las playas que ofrecen servicios a los visitantes siempre otorgan un plus al bañista, pero antes de acudir a esta cala debes conocer que el desembarco del negocio a esta playa ha traído algunas desventajas. El parking, antes gratuito, es de pago (5€); los hamacas y la alta afluencia dejan escaso espacio para colocar la toalla; los precios del chiringuito no son económicos; y lo más imporntate: si buscas tranquilidad, ésta no es tu playa.

¿Cómo ir a Cala Bassa?

Hay varios caminos para llegar hasta esta playa. Si vienes desde San Antonio, puedes atravesar toda la Bahía hasta el desvío de Cala Tarida y Platges de Comte. Siguiendo este camino, encontrarás a mano derecha el desvío hacia la playa. Si quieres ir desde Ibiza, lo más rápido es ir hacia San José y pasado este pueblo, encontrarás el mismo desvío.

cala bassa cap nonó
Desde la playa se puede ver la silueta inconfundible de Cap Nonó

También hay que destacar que un servicio en barco conecta el pueblo de Sant Antoni de Portmany con la playa de Cala Bassa, por lo que es un servicio cómodo, rápido y original para descubrir esta parte de Ibiza desde el mar.

Mucha gente aprovecha su visita a esta cala para acercarse a una playa muy cercana, Cala Comte, que también cuenta con unas aguas espectaculares y desde donde se puede ver la puesta de sol.

Cala Bassa Ibiza
Las aguas de Cala Bassa son espectaculares: limpias y cristalinas

Aparcamiento

Cala Bassa es una cala con una muy alta afluencia de público. Lo habitual es que esté muy llena, y tienes dos opciones para aparcar:

  • Dejar el coche junto al camino que conduce a la playa (que en muchos tramos tiene señales de prohibido aparcar, así que te la juegas).
  • Usar el aparcamiento, gratuito hace unos años, propiedad del Cala Bassa beach Club. Dejar el coche aquí sale por 5 euros, y el restaurante indica en el aparcamiento que no se hacen responsables de ningún daño que pueda sufrir el coche mientras esté en el aparcamiento.