Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Cala Carbó, Ibiza

Cala Carbó es una pequeña y tranquila cala al suroeste de la isla de Ibiza. Destaca especialmente por estar en un entorno muy natural, rodeada de bosques de pinos, y es que esta playa no se ha visto afectada por la explotación urbanística.

Cala Carbó es una cala bastante pequeña, de unos 70 metros de largo y 50 de ancho. Sus reducidas dimensiones provocan que en días como el fin de semana pueda estar muy llena, especialmente de familias que van a pasar el día y aprovechan para comer en alguno de los dos restaurantes de la playa. Precisamente ese es otro de los encantos de Cala Carbó, en los restaurantes se sirve muy buena comida al estilo marinero, como paellas o pescado fresco.

Panorámica de Cala Carbó. en la parte izquierda, hay un pequeño muelle para atracar pequeñas embarcaciones.

Cala Carbó se encuentra en una bahía muy bien protegida de los vientos, por lo que el baño es cómodo. La tipología de esta pequeña cala es mixta, con arena en buena parte del exterior pero numerosas pequeñas piedras tanto en la orilla como en los primeros metros en el mar, lo que puede llegar a ser molesto para caminar, especialmente al salir del agua.

Sin embargo, el fondo marino es espectacular para practicar el buceo en esta cala. Aunque por la situación sería un buen lugar para ver la puesta de sol desde Cala Carbó, no es posible debido a que la bahía cerrada en la que se encuentra esta playa no lo permite. Sin embargo, si conseguimos escalar a los acantilados que rodean la playa podremos disfrutar de una de las puestas de sol más espectaculares de la isla.

playa de cala carbó
Algunos varaderos de pescadores se encuentran junto a la orilla.

¿Cómo llegar a Cala Carbó?

Para ir a Cala Carbó puedes ir desde San Antonio o desde San José y seguir las indicaciones que llevan a Cala Tarida y Cala Vedella. Después encontrarás un desvío señalizado que te llevará a través de una carretera con curvas pasando entre frondosos bosques de pinos hasta llegar a Cala Carbó.

Una curiosa "montaña" parece asomarse en el horizonte.
Una curiosa “montaña” parece asomarse en el horizonte.

Como curiosidad, cabe destacar que esta playa se encuentra muy cerca de Es Vedrà, a pesar de que éste no es visible desde Cala Carbó. Sin embargo, en la carretera que conduce a la cala el islote aparece siempre en el horizonte, por lo que las vistas del camino se disfrutan tanto como en el destino.