Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Cala d’en Serra

Cala d’en Serra es una de las calas con más encanto de la isla de Ibiza: una cala muy poco conocida, rodeada de una naturaleza exuberante y con un agua transparente bellísima y donde darse un baño es muy gratificante, especialmente para los amantes del buceo.

Situada en el norte de la isla de Ibiza, esta cala se ubica en una zona prácticamente virgen. Debido a la lejanía de Cala d’en Serra de los principales núcleos de la isla, como la ciudad de Ibiza, San Antonio o Santa Eulalia, es una cala muy poco visitada, e incluso desconocida para muchos ibicencos.

Cala d'en Serra
Cala d’en Serra se encuentra en una bahía espectacular del norte de Ibiza

Sin ninguna duda, lo que más atrae de este lugar es que se trata de una cala auténticamente mediterránea, lejos de hoteles, beach clubs y masificaciones. En sus apenas 50 metros de largo por 20 de ancho, hay lugar para todo aquel que quiera disfrutar del mar en la costa norte de la isla de Ibiza. La arena de la playa es gruesa, pero está sobre un lecho de piedra y rocas. Por lo tanto, para entrar en el agua de Cala d’en Serra, recomendamos usar nuestros zapatos de agua, especialmente por la gran cantidad de erizos de mar que hay una vez nos estemos bañando.

Cala d'en Serra varaderos
Tradicionales casetas de pescadores junto a la playa de Cala d’en Serra

Una vez nos hayamos sumergido, tanto a la izquierda como a la derecha hay zonas rocosas donde recomendamos bucear, por lo que no puedes olvidar las gafas de buceo para venir a esta cala. Si seguimos por mar hacia la derecha de Cala d’en Serra, encontraremos una pequeñísima cala a la que únicamente es posible llegar nadando. Está formado por grandes cantos rodados sobre la que se ha depositado una gran cantidad de Posidonia Oceánica, por lo que si buscas un lugar totalmente aislado donde practicar nudismo, éste es tu sitio.

Servicios de Cala d’en Serra

La cala tiene un acceso muy complicado y se encuentra prácticamente virgen, por lo que no se ofrecen muchos servicios en la playa. Sin embargo, hay un pequeño chiringuito a pie de playa donde se sirven hamburguesas y bocadillos, bebidas frías y helados.

Cala d’en Serra únicamente cuenta con un pequeño chiringuito cerca del mar

También es posible alquilar hamacas y sombrillas en Cala d’en Serra, aunque afortunadamente no hay demasiadas y no suponen una molestia para el resto de bañistas. A pesar de ser una cala con muchas piedras y rocas, hay arena suficiente para clavar nuestra propia sombrilla si lo deseamos.

Una cala con encanto

A pesar del chiringuito a pie de playa, Cala d’en Serra permanece como una playa con un entorno prácticamente intacto. La cala está situada en una pequeña bahía en el norte de la isla e incluso el camino para llegar a ella está rodeado de pinos. Las montañas que rodean la cala le dan un aspecto oculto y protegido del viento, aunque por lo general sopla mar a tierra. Unas casetas de pescadores a la izquierda de la playa son otro lugar donde perderse o tomar el sol escuchando las chicharras de los pinos cercanos.

Lamentablemente, un incendio ocurrido en 2011 quemó gran parte del norte de la isla de Ibiza. Cala d’en Serra no se libró del fuego, pero en la actualidad el verde vuelve a cubrir los acantilados y las montañas que rodean la playa. La playa no ha perdido ni un ápice de encanto y bien merece una visita.

bucear en Ibiza
Aguas transparentes perfectas para bucear

También llama la atención que en un lugar de tanta belleza natural exista unas enormes ruinas de un gran edificio. Se trata de un proyecto de construcción de un gran hotel con historia, ya que fue diseñado por el arquitecto catalán Josep Lluís Sert y se comenzó a construir en 1969. El arquitecto exiliado en Estados Unidos e inhabilitado por el gobierno de Franco, paralizó las obras que continúan en el mismo punto en la actualidad: un esqueleto de hormigón a medio construir se asoma en la montaña.

El paso de los años ha hecho mella en el edificio, que se encuentra en muy mal estado y semioculto entre la vegetación, por lo que el impacto visual es menor del que podríamos esperar. Sin embargo, cada vez son más las personas, y con razón, que piden la demolición del edificio, en contra de algunas voces que claman que el hotel merece ser finalizado debido a la fama de Sert. Nuestra opinión es que se trata de una pequeña cicatriz en el bello rostro de Cala d’en Serra.

¿Cómo llegar a Cala d’en Serra?

Como hemos dicho anteriormente, Cala d’en Serra se encuentra en una zona muy alejada de la mayoría de resto de pueblos de Ibiza: es una de las playas situadas más al norte de la isla de Ibiza, ubicada entre el núcleo de Portinatx y el pueblo de Sant Joan de Labritja. Para llegar a Cala d’en Serra, hay que llegar hasta Portinatx, siguiendo la carretera de San Juan, y desviarnos por el desvío que encontraremos en el centro de ese núcleo. Tras seguir la carretera, encontraremos fácilmente la señal que indica la cala. También es posible llegar desde Sant Joan tomando la carretera norte, aunque se trata de una carretera muy serpeante por las montañas, por lo que no se trata de un cámino fácil.

Cala d'en Serra en el norte de Ibiza
Imagen de bienvenida y despedida de Cala d’en Serra: ¡Impresionante!

Una vez lleguemos al desvío a Cala d’en Serra, el camino deja de estar asfaltado, por lo que es posible que queramos dejar nuestro coche aquí si no queremos golpear los bajos de nuestro vehículo. Si deseas continuar, puedes hacerlo hasta aparcar al lado de la construcción que se encuentra cerca de la playa. Aún así, tendrás que bajar un pequeño camino, por lo que no recomendamos la visita a Cala d’en Serra para personas de movilidad reducida.

Si te ha gustado este artículo, dale a alguno de los siguientes botones y comparte con tus amigos: ¡Nos harás felices! 🙂