Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Canal de s’Olla

Muy cerca de una de las playas más famosas y visitadas de Ibiza, se encuentra una cala secreta: Canal de s’Olla, también conocida como Cala Llarga o Cala Jach. Situada entre Sa Canal y Sa Punta de Sa Rama, esta cala está formada de grava, siempre con un buen lecho de hojas de Posidonia perfectas sobre las que tumbarse. Sin duda, una vez nos encontramos en este espacio cuesta creer que estamos a apenas unos centenares de metros de la Playa de las Salinas.

Esta Cala se encuentra ubicada dentro del Parque Natural de Ses Salines, y su entorno se encuentra absolutamente intacto: bosques de pino, sabinas y matorrales rodean la cala en uno de los lugares más bellos de toda Ibiza. También destacan los imponentes acantilados de la zona, que se pueden visitar siguiendo la ruta de Cap d’es Falcó (excursión no recomendada en verano por el calor). El Canal de s’Olla tiene el honor de ser la playa más meridional, situada más al sur, de la isla de Ibiza.

Cala Llarga es una de las calas secretas de Ibiza
Cala Llarga, una cala secreta en el sur de la isla de Ibiza

En el Canal de s’Olla no encontrarás ningún establecimiento, por lo que es necesario que lleves contigo agua y todo lo que necesites. Los fondos rocosos de la zona serán muy apreciados por los submarinistas, por lo que te recomendamos que no olvides tu equipo de buceo si visitas el Canal de s’Olla.

¿Cómo llegar al Canal de s’Olla?

Para visitar al Canal de s’Olla, debemos dirigirnos a la playa de Las Salinas y, una vez allí, aparcar nuestro coche. Caminando hacia la parte derecha, llegaremos a Sa Canal, el poblado salinero característico por sus casas blancas diseminadas cerca de la playa. Mientras envidiamos a los propietarios de estas encantadoras casas y dejamos atrás el muelle de carga de sal, principal industria de Ibiza durante siglos hasta la llegada del turismo, el camino de tierra principal desaparecerá hasta llegar a un pequeño sendero por la montaña.

Esta pequeña cala acostumbra a acumular restos de Posidonia Oceánica. Foto: Marina Torres
Esta pequeña cala acostumbra a acumular restos de Posidonia Oceánica. Foto: Marina Torres

Deberemos caminar durante unos 20 minutos por este sendero que bordea el mar, en los que destacamos la subida de un pequeño monte rocoso. Es difícil perderse, pero recordamos que es un camino que puede hacerse muy pesado si no estamos en forma o el calor aprieta fuerte. ¿O creías que las calas secretas de Ibiza eran accesibles? Tras bajar este monte por la otra parte, llegaremos al Canal de s’Olla. Afortunadamente, el paisaje, la soledad y la limpieza del agua harán que el camino haya merecido la pena.

 

En el mapa, se observa la situación de esta minúscula cala, la playa ibicenca que se encuentra situada más cerca de Formentera.