Fiesta de los tambores de Benirràs

En multitud de mercadillos de Ibiza puedes ver la artesanía que venden algunos hippies y neo-hippies, pero es en la fiesta de los tambores de Benirràs donde puedes disfrutar más del auténtico ambiente hippie que se concentra en Ibiza.

La playa de Benirràs ya merece una visita por sí sola, aunque la fiesta de los tambores solo se celebre las tardes de domingo en los meses verano. Aunque empezó de forma espontánea por un grupo de hippies que encontraron en este lugar un punto mágico gracias a la luz que se proyecta desde el mar, actualmente es todo un acontecimiento que pocos se pierden y Benirràs se ha convertido en una de las playas imprescindibles.

fiesta de los tambores Ibiza

Hippies tocando los tambores en Ibiza, durante la puesta de sol de Benirràs

Desde la arena de la playa, es posible disfrutar de una de las mejores puestas de sol de Ibiza. Se pueden percibir las distintas tonalidades que adquieren el cielo y el mar con una luz especial, pero el espectáculo ofrecido los hippies con su fiesta de los tambores no es de menor categoría. Los ritmos improvisados que surgen de los tambores de Benirràs y las manos de los hippies es una experiencia de las que quedan pocas. Se recomienda mantenerse prudentemente alejado si lo único que vamos a hacer es hacer fotos, pero por supuesto se invita a participar en la experiencia con tu presencia ayudando a crear un mayor ambiente o incluso con tu propio tambor siguiendo los distintos ritos y ritmos improvisados.

Fiesta de los tambores en Benirràs

Cabe destacar que el ritmo de los tambores no cesa en toda la tarde y, a medida que se acerca la puesta de sol, la fiesta congrega cada vez más personas y tambores que se unen a la fiesta. Por ello, avisamos de que el acceso a la playa en coche es bastante complicado, debido a que no es fácil encontrar aparcamiento y la policía está atenta a que no haya coches mal aparcados. Recomendamos acudir a la playa lo antes posible y no esperar a última hora para evitar atascos.

Por otro lado, hay que recordar que la playa de Benirràs es pequeña y la cantidad de gente que acude a la fiesta de los tambores cada domingo es muy grande, sobretodo en los meses de julio y agosto. Este hecho, y el ruido de los tambores que puede resultar cansino, hace que desaconsejemos acudir a esta playa si vamos buscando la tranquilidad y especialmente si vamos con niños pequeños.

benirràs ibiza

Buen ambiente en la fiesta de los tambores de de Benirràs

Si te quieres llevar un buen souvenir de tu paso por la fiesta de los tambores de Benirràs, echa un ojo en el chiringuito donde están la mayoría de hippies. Encontrarás artesanías auténticas como brazaletes, tobilleras y otros productos hechos por ellos mismos, un buen recuerdo que llevarte a casa de tu paso por Benirràs, además de su genial puesta de sol.

Fiesta de los tambores en Benirràs

En este vídeo puedes vivir parte de la magia de la fiesta de los tambores aunque, sin lugar a dudas, lo ideal es sentirlo en primera persona sobre la arena de Benirràs:

 

¿Dónde y cuándo se celebra la fiesta de los tambores de Benirràs?

La pregunta tiene una respuesta muy obvia, ya que debes dirigirte hacia la playa de Benirràs entre los pueblos de Sant Miquel y Sant Joan). Todos los domingos se celebra esta fiesta en la playa (en invierno no se juntan aquí los tambores habitualmente, aunque si hace un día soleado sí que es posible que te encuentres algún tamborista). Sin embargo, conviene que vayas bien preparado si quieres pasar aquí el día. Antes de darte un par de consejos, puedes mirar la ubicación de la fiesta en el siguiente mapa:

La cala de Benirràs, y esta una opinión personal, no es de las mejores de Ibiza. Sí, es bonita como muchas otras calas ibicencas, pero tiene incómodas piedras a la entrada y se encuentra entre las más masificadas. Por lo tanto, el máximo atractivo de visitar esta playa en domingo es ver la fiesta de los tambores, que empieza un par de horas antes de la puesta de sol (puedes ver aquí a qué hora es el ocaso todos los días del año en Ibiza).

Eso sí, si tienes el tiempo justo y únicamente quieres escuchar los tambores llegando a última hora a la playa, debes saber que probablemente te vas a comer un buen atasco. Y tendrás que dejar el coche en un aparcamiento (de pago, 3 euros) donde Cristo perdió la zapatilla. Son los problemas de las fiestas con tanto éxito. Si lo que quieres es pasar aquí el día de playa y no te interesan los tambores, directamente elige un día que no sea domingo.