¿Cuándo ir a Ibiza?

Ibiza es un destino de viaje recomendado en cualquier momento del año. Sin embargo no conocerás la misma isla en función de la época en que la visites. La razón es que Ibiza registra grandes cambios durante el año, tanto en su vegetación – en invierno la isla es verde y los almendros estallan en flor – como en el estado de transparencia y temperatura del mar.

Aunque sin duda alguna, el cambio más significativo entre el invierno y el verano es el aumento de población que experimenta la isla, debido a la llegada de turistas de todas partes del mundo, atraídos por las playas, los paisajes y la oferta de ocio nocturno de Ibiza.

Reserva tu alojamiento aquí a un precio exclusivo:

Booking.com

Resumen de contenidos

Mucho que hacer

Esta isla es el lugar para los liberales y las mentes abiertas que disfrutan del baile y la fiesta a cualquier hora, toda la noche, sin parar. Todo el mundo conoce la increíble marcha y la férvida vida nocturna que sólo se puede respirar en todo su esplendor en esta mágica isla…

Pero además de la juerga y el ritmo de la música a todo volumen, Ibiza también ofrece mucho relax y tranquilidad. Las poblaciones más pequeñas y los rincones más remotos de la isla brindan la oportunidad de disfrutar de un día tranquilo y sosegado repleto de descanso y bellas estampas.

Vistas desde la mesa del restaurande situado en Es Torrent (Ibiza)

Vistas desde la mesa del restaurande situado en Es Torrent (Ibiza)

Los días más tranquilos se dejan caer por mayo y principios de junio: es la temporada baja. Pero para cuando llega julio todo se vuelve a poner en marcha. No obstante, junio es una opción recomendable ya que el número de personas que visitan la isla dicho mes es más que perfecto.

Independientemente de que seas más tranquilo o activo, quedarás sorprendido por la variedad de actividades que se pueden realizar en esta isla: hay para todos los gustos. Resulta fantástico saber que cada día puedes hacer cantidad cosas sin tener que repetirlas.

¿Cuándo ir a Ibiza?

Primavera – de marzo a mayo

Los turistas que llegan en primavera tienen la fortuna de encontrar playas prácticamente vacías y con prácticamente todas las tiendas y restaurantes abiertos preparados para dar la bienvenida a los primeros turistas del año. Por lo general, en Semana Santa ya se encuentran la mayoría de infraestructuras turísticas abiertas, aunque el gran pistoletazo se produce con la celebración de la Feria Medieval a mitad de mayo.

En cuanto al clima, en primavera podemos encontrar cualquier tipo de climatología, aunque con un poco de fortuna el sol puede brillar en abril y nos podremos incluso dar algún baño en el mar (los frioleros quizás deberían esperar hasta mayo o junio).

cala saladeta ibiza

Conocer playas de arena blanca es tan solo uno de los atractivos que ofrece Ibiza.

Verano – de junio a septiembre

Ibiza es uno de los destinos de vacaciones que, irremisiblemente, van ligados al verano. La isla dispone de una gran cantidad de opciones de ocio tanto nocturno como diurno, unas playas espectaculares y el sol acompaña en prácticamente todos los meses veraniegos. El único problema es que son muchas las personas que cuando se preguntan cuándo ir a Ibiza toman la decisión de visitar la isla en la misma época. El problema suele ser que, especialmente en julio y agosto, encontremos una gran cantidad de turistas.

Otro punto a tener muy en cuenta es el calor sofocante, aunque si disponemos del tiempo para ir a la playa, no hay otra forma más refrescante de pasar el día.

Otoño – de septiembre a noviembre

Para muchos, esta es la mejor época para visitar la isla. En septiembre la temporada está llegando a su fin y es posible encontrar buenas ofertas de hotel. Las playas en octubre tienen una afluencia baja de turistas, similar a la que encontramos en mayo, pero la temperatura del mar es cálida y muy agradable. A partir de noviembre, Ibiza entra en un periodo de letargo que se mantiene durante todo el invierno.

dalt vila ibiza

Visitar las murallas de Dalt Vila es una actividad obligada en cualquier época del año para conocer el Patrimonio de Ibiza.

Invierno – de diciembre a febrero

Durante los meses de diciembre, enero y febrero se disfruta de una absoluta calma en la isla. Aunque la temperatura impide acudir a la playa, sigue siendo muy agradable para realizar todo tipo de actividades al aire libre. De hecho, los meses de invierno son los favoritos de los amantes de los deportes y las múltiples rutas que se pueden realizar para admirar la belleza natural de Ibiza.

Reserva tu alojamiento

Debido a la alta estacionalidad del turismo, el precio de una habitación varía mucho en función del momento de la temporada en que visites Ibiza. Obviamente en los meses de verano la oferta es mayor, pero la demanda es muy alta y nos encontraremos buenos precios si no hemos reservado hotel con antelación. Las fechas demandadas para visitar Ibiza son julio y, especialmente, todo el mes de agosto por siempre que sea posible evita visitar la isla en estas fechas.

Consejos para reservar

  • Reserva tu hotel con la máxima antelación posible para encontrar los mejores precios. En nuestra página de reservas encontrarás ofertas inteligentes durante todo el año.
  • Si dispones de flexibilidad a la hora de viajar, intenta viajar entre semana o fuera de temporada.
  • Además de hoteles, también es posible alquilar por días/semanas algunas casas registradas como viviendas turísticas. Por lo general, estas casas se encuentran en un entorno natural, alejadas de núcleos urbanos y son perfectas para grupos o familias.