Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Las Islas Pitiusas: Ibiza, Formentera y sus islotes

Un archipiélago se define como un conjunto de islas, islotes y masas de tierra cercanas entre sí. Históricamente, al contrario de lo que sucede en la actualidad, se diferenciaban los archipiélagos de la actual Comunidad Balear. Las Islas Pitiusas (Illes Pitiüses)

Las Pitiusas están formadas por dos grandes islotes habitados: Ibiza y Formentera, con varios islotes a su alrededor. Un gran número de islotes de las dos islas tienen un tamaño considerable, formas sorprendentes, paisajes extraordinarios, secretos y leyendas poco conocidas. Nos vamos a centrar en los islotes que rodean la isla de Ibiza.

islas pitiusas ibiza formentera
Las islas Pitiusas. a vista de satélite.

¿De dónde viene ‘Pitiusas’?

No existe la certeza de la procedencia de este término, aunque parece ser de origen griego. La mitología helena, siempre fascinante, da lugar a dos posible interpretaciones del nombre Pitiusas que ha llegado hasta nuestros días:

La ninfa Pitis

Se dice que las Pitiusas son islas de pinos y por ello las islas se consagraron a la hermosa ninfa Pitis. La amaban Pan y Bóreas. El afortunado fue Pan y Bóreas, al verse rechazado, para vengarse arrojó a la muchacha contra una roca, matándola. Por fortuna, la Diosa Gea se compadecó de ella y la transformó en el árbol más abundante de Eivissa y Formentera. Según esta teoría, muy extendida, pitiusas significaría islas de pinos. Aunque algunos estudiosos creen que este término no es correcto, es posiblemente el significado más popular de Islas Pitiusas.

Apolo y la serpiente Pitón

Antiguamente conocidas como Pythiusas, algunos autores como Joan Roman i Calvet creen que otro mito griego es el culpable de esta denominación. Python (o Pitón), era el nombre de una gran serpiente hija de Gea (a quien hemos visto en el mito anterior). Apolo mató esta serpiente, y desde entonces fue conocido como Apolo Pitio. Por lo tanto, los adoradores de las divinidades de las serpientes fueron los culpables del término ‘Pitiusas’.

El dios Bes

Hay que destacar que históricamente, en las Pitiusas nunca ha habido animales venenosos ni serpientes, hasta la introducción humana accidental en el siglo XXI. Destaca Bes, deidad feniciopúnica que era representado con serpientes en sus manos, con un claro paralelismo con el mito de Apolo y Pitón. En Ibiza se han encontrado algunas representaciones de Bes, y en varias monedas de la época se acuñaban el texto ’ybs*m en carácteres púnicos, del que dicen que también puede proceder la palabra Eivissa.

¿Dónde están las Islas Pitiusas?

En el siguiente mapa puedes ver la ubicación de las diferentes islas que componen las islas pitiusas.

El gran número de pequeños islotes que rodean Ibiza hace prácticamente imposible poder detallar cada una de las masas de tierra que emergen del mar frente a la costa de la pitiusa mayor. Por ese motivo, únicamente aparecen aquellos islotes más relevantes por su tamaño, por su ubicación o por esconder secretos, curiosidades o leyendas.

islote de es vedrà
Es Vedrà, el islote más famoso de los que rodean Ibiza.

Los islotes más conocidos de Ibiza son Es Vedrà, por su colosal tamaño y su singular forma; Tagomago, por su tamaño y por disponer de una vivienda privada en el centro de la isla; o Es Cap Bernat, por su singular forma y su presencia en todas las imágenes de la puesta de sol en Benirràs.

Una tierra repartida en más de 62 pedazos

Eivissa y Formentera reúnen el mayor número de islotes del archipiélago balear, al contar con 60 de estos pedazos de tierra -de extensión variable alrededor de su litoral.

Estos islotes proporcionan a las Pitiüses un atractivo más. No hace falta describir la belleza de un horizonte salpicado de islotes, como el del incomparable es Vedrà. También hay que destacar el valor medioambiental, casi un tesoro científico, que representan todos las islas pitiusas: casi todos los islotes, incluso algunos de pequeño tamaño, tienen una subespecie propia de lagartija, única en el mundo.

Estas islas también representas una riqueza cultural importante. Algunas islas como s’Espartar eran un lugar estratégico para conseguir el esparto con el que se realizaban múltiples utensilios. En otras ocasiones, la presencia de islas ha proporcionado refugio a pescadores o ha dado lugar a hermosas leyendas y creencias populares.

Islas privadas

Sin embargo, desde el primer momento salta a la vista el dato de que dieciséis de estas minúsculas islas estén en manos privadas. Esta circunstancia fue la que permitió, por ejemplo, que en 1984 un particular construyera una gran mansión en Tagomago, que hubieran sido cuatro si el Ayuntamiento de Santa Eulària no hubiera desistido, tras fuertes protestas, de conceder esas otras licencias. Idéntica circunstancia fue la que permitió la construcción de una edificación en s’Illa de ses Rates o la que, hace ya bastantes años, pudo haber dejado instalar un teleférico entre es Vedrà y Cala D’Hort. Pero tampoco puede ignorarse que hoy, con las actuales leyes sobre costas y litoral, resulta prácticamente imposible acometer ciertas prácticas en estos otros fragmentos de nuestro archipiélago. Así sucede con la Ley de Costas y, también, con la Ley de Espacios Naturales, que prohiben expresamente la ejecución de cualquier construcción en los islotes pitiusos.

Cada uno de estos islotes, pese a su reducida extensión, atesora un importante caudal de recuerdos históricos, de leyendas fantásticas, acontecimientos anecdóticos, valores ecológicos y sucesos pasados que, en conjunto, los convierten en pieza clave del patrimonio cultural y natural pitiuso. Garantizar su conservación y salvaguardar su integridad física, asegurando a la vez su protección, han de ser objetivos de las instituciones, que también gobiernan estos diminutos territorios.


Deprecated: Directive 'allow_url_include' is deprecated in Unknown on line 0