Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Playas para perros en Ibiza

La isla de Ibiza tiene calas y playas para todos los gustos: hay playas nudistas, calas para excursionistas… e incluso existen las playas para perros.

Para evitar conflictos de convivencia entre personas y nuestras mascotas peludas, muchos ayuntamientos han optado por prohibir el acceso a perros a las playas. Afortunadamente, algunos Ayuntamientos han optado por una decisión inteligente: habilitar el acceso libre para que los perros también puedan disfrutar de las playas ibicencas.

IMPORTANTE: Verano 2020 en Ibiza y el COVID-19
Si estás pensando viajar este verano a Ibiza, hemos preparado un listado con toda la información y medidas a tener en cuenta en tras el estado de alerta sanitaria por coronavirus.

Playas para perros en Ibiza durante todo el año

Centrar mapa
Cómo llegar

Playas para perros con acceso limitado

Existen muchas otras playas donde hay un «vacío legal» en lo referente a nuestros amigos peludos. En principio, fuera de la temporada de verano no encontrarás problemas, siempre que sigas unas normas muy sencillas de conducta para no molestar a otras personas.

hippie pelut
Paseando hacia el mar con perros

Normas básicas de conducta

Las siguientes normas de conducta han sido establecidas por el Ayuntamiento de Ibiza en relación a las playas habilitadas para perros en Ibiza:

  1. El acceso hasta la playa se deberá hacer con el perro atado.
  2. El propietario debe llevar la documentación del animal en regla
  3. El propietario del perro es responsable de los daños causados por el animal.
  4. El can debe estar siempre controlado por su propietario.
  5. Los perros de razas potencialmente peligrosos (PPP) deberán ir controlados y portar bozal.
  6. Es obligatorio recoger los excrementos de la playa y depositarlos en las papeleras (este punto remarca una acción que se ha de realizar en todos los lugares, no únicamente en las calas ibicencas).
  7. No se deben causar molestias al resto de usuarios de la playa.

El Ayuntamiento de Eivissa declara que el incumplimiento relacionado con estas normas se sancionará de acuerdo con las tipifaciones recogidas en la ordenanza municipal de uso y aprovechamientos de las playas y puntos de baño del municipio. El incumplimiento de estas normas puede comportar multas desde los 751 a 3.000 euros.