Al 73% de los ibicencos no le gusta el nuevo Vara de Rey

La peatonalización de S’Alamera ha transformado el paisaje urbano de uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad de Ibiza. Se ha ganado un espacio muy importante para los ibicencos y desde entonces se han oído tanto críticas positivas como negativas.

Durante la inauguración de la reforma del Paseo Vara de Rey ante los medios, le preguntaron al alcalde de Ibiza por su opinión sobre las obras realizadas. Consciente de la gran disparidad de opiniones, pero convencido del buen resultado de la obra, Rafa Ruiz aseguró lo siguiente:

Se escucha mucho a los que están en contra de la obra pero que si se hiciera una encuesta «estaría fifty–fifty».

De modo que recogimos el guante e hicimos una encuesta a los más de 30.000 seguidores de nuestra página de Facebook. A continuación, puedes ver la encuesta y los resultados.

Vamos a analizar los resultados:

Al 73,80 % de los ibicencos no le gusta el nuevo Vara de Rey

Casi 3/4 partes de los participantes que usaron los iconos mencionados en la encuesta (348 personas), se mostraron en contra de la nueva imagen de S’Alamera. No se han contabilizado los votos de aquellos usuarios que eligieron otras opciones (Me gusta, Me divierte, Me enoja, etc.)

Aspecto del Paseo Vara de Rey, reformado en 2017

Comentarios para todos los gustos

Recogemos aquí algunas de las opiniones vertidas por algunos de los seguidores:

«a mí me gusta y el suelo también, no resbala y queda rústico»

«Una ? tan grande como la «antena pararrayos» que han puesto»

«Que se ha ganado espacio ? Perfecto . En cuanto a material y diseño , parece q han ido recogiendo restos de las obras . No me gusta en absoluto»

«Queda muy bien, ahora con tanto espacio para andar, el «árbol» solar ese es un poco rarillo pero aparte bien, a la gente no le gusta lo nuevo hasta que se acostumbra»

«Pues a mi me encanta!! El paseo estaba ya muy anticuado..»

Una opinión personal

Tras analizar los resultados de la encuesta, nos atrevemos a dejar una pequeña opinión. La idea de ganar espacio a la ciudad, peatonalizando S’Alamera es de aplaudir. Los ibicencos tenemos un espacio fantástico para pasear, una genial entrada para adentrarnos en el puerto y los barrios de La Marina y Dalt Vila. También se agradece que se haya reformado la Plaza del Parque. Por último, también es necesario celebrar unas de las obras que han pasado más desapercibidas: la creación de la Plaça de Sota Vila. Junto a las murallas, que ahora destacan más que nunca, y la Plaza del Parque, hay un nuevo espacio por el que pasear tras la peatonalización de la calle Jaume I.

Bancos centenarios convertidos en obras vanguardistas. Para llorar.

Sin embargo, no todo ha sido positivo. Podríamos resumir que han sido obras con ideas excelentes pero con una ejecución deficiente. El pavimento es infame. Se asemeja al cemento y da el aspecto de que ni siquiera han finalizado las obras. Simplemente con el mismo suelo que disfrutan las terrazas de los restaurantes, la opinión general hubiera mejorado muchísimo. Mención aparte merecen las jardineras metálicas (que también dan aspecto de obra a medio finalizar), el auténtico destrozo que han sufrido los bancos centenarios (uno de los elementos más queridos por los ibicencos y cuyo aspecto jamás volverá a ser el mismo) y, por último, el mamotreto del árbol solar. Lo dicho, buenas intenciones pero llevadas a cabo por Pepe Gotera y Otilio.