Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Miniaturas del Monumento de Vara de Rey de Ibiza por todo el mundo

Los ibicencos nos hemos acostumbrados a ser conocidos por nuestras playas, nuestros paisajes y por el ocio nocturno. Son miles los ejemplos de gente que se inspira en la isla para vestir ‘a la ibicenca’ u organizar un sarao ‘al estilo de la isla blanca’. Sin embargo, aún nos sorprendemos cuando Ibiza sirve como modelo cultural. Es el caso de las pequeñas figuras que fabrica y vende 1898 Miniaturas y que han tomado como referente el monumento de Vara de Rey situado en S’Alamera para una de sus últimas creaciones.

Movidos por la curiosidad, hablamos con los hermanos Javier y Rafael Gómez Valero para preguntarles cómo han logrado ‘encoger’ uno de los monumento más conocidos de la isla y distribuirlo alrededor del mundo.

La miniatura y el monumento a Vara de Rey, en el centro de Vila.

Estos aficionados hermanos dedicados al miniaturismo/wargame histórico, como hobby pero también profesionalmente, nos afirman que en un primer momento fabricaron 100 figuritas del General Vara de Rey, pero enseguida tuvieron que ponerse a fundir más. Muchas de estas piezas se han vendido en España, pero muchas otras han viajado a Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia, Italia, Alemania…¡e incluso un par a Puerto Rico y a Australia! Es decir, el monumento ibicenco más conocido ha colonizado medio planeta en formato mini.

miniatura vara de rey
Imagen de la figura dedicada a Vara de Rey coloreada con un impresionante nivel de detalle.

A pesar de no haber estado anteriormente en Ibiza, algo que esperan solucionar pronto, estos hermanos tenían amplio conocimiento del monumento de S’Alamera así como del monumento al General Vara de Rey y los Héroes de El Caney situado en Madrid, junto a la estación de Atocha. Afirman que para la realización de una viñeta de estas características, la estatua de Ibiza tiene un dramatismo extraordinario, ya que recoge toda la dinámica y la épica de la batalla de El Caney.

Detalle de la figura, por su parte trasera, junto al monumento de s’Alamera.

La miniatura, como todas las que se encuentran en la web de 1898 Miniaturas, es de escala 28 mm y se vende a un precio de 6,50 euros. Es decir, que en postura erguida miden 28 mm desde los pies hasta los ojos ¡menos de 3 cm! Una escala óptima, sin embargo, para recreaciones de batallas con reglamento de Wargame, ya que te permite meter bastantes miniaturas sobre la mesa de juego con resultados visualmente espectaculares. Ciertamente, al tener la figura entre los dedos impresiona el nivel de detalle conseguido tanto en los rasgos de los personajes como en su vestimenta.

El trabajo es sumamente artesanal. El proceso de fabricación no empieza con la escultura, sino con la documentación. Tras tener clara una idea inicial, se prepara un dossier lo más exhaustivo posible sobre uniformes, armas, equipo vario, condiciones de los uniformes en campaña (auténticos harapos según las fuentes), aspecto personal de los propios soldados, etc. Posteriormente, el trabajo y la información se pasa a su escultor, un auténtico virtuoso, a partir de la cual esculpe un original en masilla de dos componentes que, cuando se le da el visto bueno, se mete a molde para hacer maestros y, de éstos, las copias de producción en metal. La pieza original se hace al mismo tamaño al que van a salir luego las piezas de producción, por lo que el nivel de detalle que tienen para esta escala es asombroso.

Recreación de la batalla de El Caney con diversas figuras de 1898 Miniaturas

La creación de esta miniatura de Vara de Rey, así como del resto de su catálogo, no ha sido fruto del capricho ni la casualidad. Estos dos entusiastas de las miniaturas han dedicado gran parte de su vida profesional a este campo. Rafael es propietario de Atlantica Juegos, una de las principales tiendas de wargame de España, y Javier se ha dedicado durante muchos años a pintar miniaturas profesionalmente. A lo largo de estos años hemos visto como la mayoría de las marcas, fundamentalmente anglosajonas, se centraban siempre en los mismos periodos (Segunda Guerra Mundial, Guerras Napoleónicas, Roma…) haciendo poco caso a los conflictos más desconocidos. Con ganas de hacer algo original y relacionado con la historia de España, les atrajo la idea de crear miniaturas sobre las guerras de Cuba y Filipinas.

Detalle de la parte trasera de la miniatura pintando minucisamente el rayadillo del uniforme de la época.

A pesar de ser un periodo «bastante ignorado», está grabado a fuego en el imaginario colectivo y tiene todos los elementos para resultar atractivo ¡la derrota también tiene su épica, y si no que le digan a Napoleón, a Aníbal o al general Lee! Y para solventar este desconocimiento, 1898 Miniaturas ofrece artículos gratuitos sobre la historia y uniformes de este periodo histórico, tutoriales donde enseñan cómo pintar sus miniaturas y sugerencias para aquellos que quieran recrear batallas o escaramuzas de la época.

Los amantes ibicencos del wargame disponen ahora de la posibilidad de combatir con este héroe de origen ibicenco. O aquellos que deseen tener siempre presente un souvenir de s’Alamera, pueden llevar en el bolsillo una versión mini de Vara de Rey. Excepto por el tamaño, no notarán la diferencia.