Muebles ibicencos

Maximiza tu espacio con muebles ibicencos

Un curioso caso de asociación a Ibiza sin tener muy claro el origen de este mueble. El mueble ibicenco es un modelo de mueble muy extendido en toda España, incluso mucho más en la Península que en la misma isla.

El origen puede venir de las casas payesas, donde en muchas viviendas se construían muebles  “de obra” totalmente integrados en la pared y en la casa, creando huecos donde colocar diferentes utensilios y decoración ocupando un mínimo espacio, ya que los huecos se hacían dentro de la pared, ocupando prácticamente toda la superficie de ésta. La versión más moderna es el mueble ibicenco de madera compacta que imita el mismo resultado y también el color original de la pared, blanco como en todas las casas payesas. Quizás el color blanco de la mayoría de muebles ha hecho que también sea conocido por mueble ibicenco.

muebles ibicencos

Personalmente, es mucho más elegante el mueble ibicenco de obra que el de madera, una idea mucho más reciente. El mueble ibicenco de obra presenta una ventaja clara, que al estar dentro de la misma pared, no ocupa apenas espacio dentro del espacio de la casa, además de integrarse mejor en el ambiente y dar una imagen muy desenfadada a nuestra decoración. Por el contrario, el mueble ibicenco de madera también tiene algunas ventajas como la limpieza, ya que es muy sencillo limpiar al contrario de la pared, donde a la menor marca conviene repintar la pared.

El mueble ibicenco se trata de un mueble de grandes dimensiones con muchos espacios de diferentes tamaños, para poder albergar desde pequeños botes hasta el televisor de plasma último modelo… Suelen estar hechos a medida y pueden ser usados en prácticamente todas las habitaciones de la casa, desde dormitorios, hasta el salón, como mueble donde colocar el televisor y otros elementos decorativos o como mueble y tabique, separando dos estancias diferentes. Por supuesto, el mueble ibicenco de obra es mucho más fácil de tener pensando en su instalación antes de la construcción de la casa, y siempre que estemos hablando de una casa en el campo. Si por el contrario estamos pensando en colocar un mueble ibicenco en un piso o en una casa ya construida, es mucho más sencillo y cómodo colocar nuestro mueble ibicenco de madera. La principal ventaja de los muebles ibicencos es que se pueden construir a medida, a gusto de cada uno. Por tanto, el mueble ibicenco es una solución ideal para decorar la casa a nuestro gusto. Se trata de un tipo de mueble totalmente a medida que permite hacer diseños y distribuciones de lo más variadas, y diseños que van desde los más clásicos a los más modernos. Como veis los espacios y la sensación de amplitud son las características principales de los muebles ibicencos.

Normalmente los materiales que lo componen son módulos de fibra de madera compacta, que se pueden pintar con distintos acabados. Es un material muy resistente y fácil de limpiar, algo muy a tener en cuenta.
Por otra parte, también se pueden instalar todo tipo de accesorios en los muebles ibicencos, como muebles bajos, puertas puntos de luz o vitrinas. Por su gran versatilidad pueden estar colocados en el salón, dormitorios, escritorios, buhardillas, bodegas, recibidores, separadores de ambientes, pasillos, librerías o despachos.

Su precio suele oscilar los 1.000 euros, un precio que puede parecer caro, pero que se amortiza muy rápidamente. Las prestaciones que nos ofrecen los muebles ibicencos son muy elevadas y hay que pensar que se trata de un mueble hecho a medida, aunque en algunos casos podemos encontrar muebles ibicencos hechos de fábrica, por lo que el precio será más barato.