Saltar al contenido
IBIZAISLA.ES

Sa Platgeta des Pas Estret

Pocas playas tan curiosas como Es Pas Estret. Este pequeño tramo de costa tiene unas características muy peculiares: una playa nudista cercana a la ciudad muy apreciada por el turismo homosexual, una frecuencia de bañistas baja, fue un antiguo lazareto, tiene un acceso muy complicado y un islote a apenas 30 metros de la orilla.

La cala se encuentra bajo los acantilados des Puig des Molins. Su acceso es muy complicado, se recomienda ir con calzado deportivo. Una vez en la costa estaremos en una playa de grava fina de unos 30 metros de largo.

IMPORTANTE: Verano 2020 en Ibiza y el COVID-19
Si estás pensando viajar este verano a Ibiza, hemos preparado un listado con toda la información y medidas a tener en cuenta en tras el estado de alerta sanitaria por coronavirus.
Panorámica de Es Pas Estret

Es Pas Estret, una playa única

Pocas playas de Ibiza son tan especiales como ésta. A pesar de estar muy próxima a la ciudad, justo debajo de es Puig des Molins, apenas es conocida por los locales. Pocos turistas se aventuran a descender hasta esta cala.

La playa es estrecha, y se compone básicamente de guijarros pequeños. Desde lo alto del acantilado es difícil de divisar, por lo que son muchos los que se animan a practicar nudismo en esta cala. Curiosamente, también es una playita muy frecuentada por el turismo homosexual,

Es Pas Estret, en una imagen por la tarde

¿Cómo llegar a la Playa de Es Pas Estret?

Para acceder a esta playa, puedes llegar desde diversos caminos. La primera opción es  seguir hasta el final de la calle Ramon Muntaner y una vez llegado al final de esta calle, seguir caminando por un camino restringido al tráfico. También puedes ir por la calle Joan Xicó y girar a la derecha justo tras pasar por debajo del túnel.

Centrar mapa
Cómo llegar

En ambos casos llegarás hasta unas escaleras estrechas (carrer General Juli Cirer i Vela). Tras bajar los primeros escalones, deberás girar a la derecha para ver la playa de Es Pas Estret. ¡Mucho cuidado! El camino para llegar a la playa es complicado, y debes estar ágil para bajar entre las piedras. Por fortuna, el destino final merece la pena.