Mac de fer trons

Més avall, trobareu una explicació en eivissenc. Si eres muy observador, es posible que al caminar frente a algunas iglesias de Ibiza encuentres una piedra diferente en el suelo. Quizás no le prestes demasiada atención, pero se trata de una toda una rareza y uno de las secretos más sorprendentes que podemos encontrar en Ibiza: hablamos del mac de fer trons, que traducido del eivissenc sería la ‘piedra de hacer truenos’.

Un mac es una piedra, de tamaño variable. Mientras que en Mallorca y Menorca también utilizan esta palabra para designar a una piedra no más grande que un puño, en Ibiza esta palabra sirve para referirse a piedras de cualquier tamaño.

Ilustración con un juego de palabras con un mac de fer trons, de nuestra sección Eivissenquisme Il·lustrat

Antes de hablar del mac de fer trons, debemos recordar al lector cómo era la sociedad ibicenca hasta la primera mitad del siglo XX. Ibiza no parecía un lugar seguro, a juzgar por las crónicas de la época. Según el libro Crímenes de Ibiza y Formentera, una selección de crímenes cometidos en las Pitiusas escrito Cristina Amanda Tur (CAT), «la isla de Ibiza no debía de envidiar nada al Viejo Oeste». Diversos documentos daban fe de ello: en 1906 el Ayuntamiento de Ibiza recordaba mediante bando municipal  que se procedería a «la detención y registro de aquellos individuos a quienes se señale como levantiscos y pendencieros y propensos a usar o llevar consigo armas prohibidas«.

Esta ilustración muestra a un joven disparando contra un mac de fer trons frente a una señora. Ilustración: Diccionario de Secretos de Ibiza (Mariano Planells)
Ilustración utilizada como referencia para la ilustración. Se muestra a un joven disparando contra un mac de fer trons frente a una señora. Ilustración: Gaston Vuillier ? – Diccionario de Secretos de Ibiza (Mariano Planells)

El mencionado libro también recoge que los crímenes con armas de fuego se siguieron sucediendo durante todo el siglo XX, y así también lo reflejó el Diario de Ibiza que, en 1917, atribuía la elevada criminalidad al «afán por ese indispensable requisito en nuestros campesinos de llevar armas«. Incluso desde Palma de Mallorca se avisaba que en Ibiza «los padres entregan a sus hijos varones, apenas cumplen diez o doce años, un arma de fuego, encargándoles que no se dejen pegar ni den lugar a ir al hospital«.

Los pies de esta pareja están junto al mac de fer trons de la iglesia de Sant Miquel.
Los pies de esta pareja están junto al mac de fer trons de la iglesia de Sant Miquel.

Bajo esta especial predilección de los ibicencos por las armas, no es de extrañar que surgiesen elementos como los macs de fer trons ¿Qué eran? Nada más y nada menos que grandes piedras situadas generalmente frente a las iglesias, con el único objetivo de ser el blanco contra el que descargar la pólvora de sus escopetas y armas. La finalidad era variada: se podía disparar contra el mac de fer trons con la intención de descargar la fuerte agresividad de los jóvenes, con fines festivos e incluso se disparaba frente a las mujeres con el objetivo de impresionarlas, algo así como un primitivo rito de cortejo.

En el patio de la iglesia de San Miguel se conserva en buen estado su mac de fer trons, aunque también podemos encontrar macs frente a las iglesias de Jesús y de Sant Francesc de s’Estany.

Què és un mac de fer trons?

Tal com hem explicat, un mac es una pedra grossa (a Menorca i Mallorca un mac és una pedra però de tamany més petit que un puny). ambé es feia servir per fer-hi tirs amb un sentit festiu. Davant ses esglèsies, antigamente hi havia un mac, conegut com a mac de fer trons, on els jovens  disparaven les seues armes de foc amb sa finalitat de descarregar agressivitat o amb un sentit festiu.

A l’Enciclopèdia d’Eivissa i Formentera també trobam que figuradament, un mac de fer trons és també aquella persona sobre la qual es descarreguen totes les culpes i és objecte de tota mena de mortificacions. Un sinònim en castellà és ‘ser el cabeza de turco’. També sen’s diu que en ocasió aquesta expressió es confosa i dita incorrectament com a ‘mànec de fer trons’ (suposam que per assimilació fonètica).