Iglesia de Sant Jordi

La iglesia de Sant Jordi de Ses Salines es un templo de tipo fortificado construido alrededor de 1577. Las características más destacadas de esta iglesia son sus muros oblicuos y sus almenas en la parte superior, siendo el único templo religioso que posee este elemento arquitectónico, y que la asemejan a una castillo de época medieval.

De hecho, esta apariencia de fortaleza no es casual. La iglesia fue levantada para atender a los fieles que trabajaban en la extracción de sal en las cercanas salineras y que era uno de los objetivos favoritos de piratas y berberiscos. La iglesia, de gruesos muros, podía ser utilizada como refugio por vecinos y trabajadores.

Las almenas son uno de los rasgos más característicos de la iglesia de Sant Jordi
Las almenas son uno de los rasgos más característicos de la iglesia de Sant Jordi

La iglesia de Sant Jordi cuenta con varias capillas que sobresalen en los laterales y que datan del siglo XVIII. El retablo del altar mayor fue colocado en 1990 y se cree que está compuesto de fragmentos de diferente procedencia.

El lateral de la iglesia permanece sin encalar
El lateral de la iglesia permanece sin encalar

¿Cómo ir a la iglesia de Sant Jordi de Ses Salines?

Aspecto de la fachada principal de la iglesia de Sant Jordi
Aspecto de la fachada principal de la iglesia de Sant Jordi

La iglesia se encuentra a pocos metros de la carretera principal, la antigua vía que conducía hasta el aeropuerto. Hay un aparcamiento en la parte trasera, junto a un pequeño parque infantil.