Torneo de BeachPolo en Ibiza

Ibiza es uno de los destinos favoritos por sus playas y sus discotecas, pero también es la isla elegida por muchos deportistas. Así nos lo explica Estanis Mur, el capitán del equipo de beachpolo L’Hospitalet, una competición de waterpolo en aguas de la la playa de Cala de Bou. Esta es su crónica del torneo y de los días que pasaron en Ibiza:

Como va siendo habitual desde hace años, el Ayuntamiento de Sant Josep de Sa Talaia organiza uno de los mejores torneos internacionales de Beachpolo del verano y del país ¡Para el equipo del Club Natació l’Hospitalet, es el mejor torneo de todos! 

El torneo consiste en una fase de liguilla de dos grupos de cuatro equipos, los partidos se juegan el sábado a partir de las tres de la tarde y las finales el domingo por la mañana. La recompensa de jugar la final, a parte de la importante asistencia de público, es el hecho de no tener que levantarse pronto el domingo después de «concentrarnos» toda la noche en Amnesia para preparar la final.

beachpolo ibiza
Una de las jugadas espectaculares durante el partido de beachpolo. Foto: NouDiari

Como cada año que hemos ido, y con éste ya son cuatro, la aventura empieza el jueves por la mañana a primera hora con el primer vuelo de Barcelona a Ibiza (hora intempestiva dónde las haya) que nos permite aclimatarnos a la isla rápidamente. Avión, alquiler de coche, check-in en el hotel, compras de supervivencia en el Mercadona para 4 días, cremas del sol en la farmacia y listos para todo! 

El primer día, decidimos ir hasta la playa de Aigües Blanques (recomendación de Ibiza Isla) a pasar una tarde de playa muy bonita, principalmente de ambiente familiar, pero como teníamos tiempo para visitar playas más «lejanas» de San Antonio fue una agradable sorpresa.

Las expectativas de fiesta eran muy elevadas, pero los jueves y habernos levantado a las 5 de la mañana, nos dejaron sólo con las fuerzas de hacer un helado en el puerto de San Antonio y a dormir!

beachpolo ibiza
El equipo, concentrado antes del partido. Foto: NouDiari

El viernes teníamos que conseguir organizar todas las noches del fin de semana a un precio asequible para la mayoría de los componentes del equipo, estudiantes con unos ingresos correspondientes a los tiempos actuales. Para conseguir una máxima economicidad, el mejor sitio es ir a la playa de Ses Salines. No habíamos puesto la toalla, cuando ya habían venido tres promotoras con el rollo de la fiesta en un catamarán. Después de hordas de promotores en avalancha cual ejército de orcos salidos de Mordor, conseguimos listas para casi todas las noches por un precio muy asequible, ya que si haces el prepago para una fiesta en barco, aún que sean 5 €, se te abren un sinfín de listas para discotecas durante todo el fin de semana. 

Por la tarde asistimos al sorteo del torneo que nos juntó en el grupo con un equipo de BeachPolo de Holanda, el Premià de Mar y el Júpiter. Dejando en el otro grupo al Portobello escocés (a priori el favorito), el Horta y el equipo local del Sant Josep. A los holandeses y al Premià los conocíamos de los anteriores años y siempre habíamos ganado, no sin tener que esforzarnos mucho, ya que es un equipo con mucho oficio. El Júpiter era la incógnita y siendo un equipo catalán, el nivel estaba asegurado. 

Por dicho motivo, empezamos a preparar el partido a partir de la cena, cuando nos juntamos con las tres chicas del Hospitalet femenino que fichamos para el torneo (jugadoras de división de honor). Hicimos la reunión técnica en la cola de Supermartxe, en la discoteca Privilege, acabamos de confeccionar la estrategia en la sala de baile, la reunión duró hasta las 6 de la mañana. Un buen sitio para preparar el torneo, porque los del Júpiter también lo prepararon allí

A la mañana siguiente, dormir, comer y empezar con los partidos. Ganamos a los holandeses sin grandes dificultades. Al Júpiter lo ganamos jugando al 100% desde el principio y no les dimos ninguna opción. Y al Premià con alguna dificultad por la posición del sol (muy bajo y detrás de la portería). Ya estábamos en la final, y en el otro grupo… ¡Sorpresa! El Horta ganaba al Portobello (equipo de Champions). Teníamos rival y no de los fáciles. 

Por la noche, tocaba cenita en el aparthotel y reunión técnica en Amnesia y, debido a que la entrada gratis era a las 00:00, cambio de aires a un chiringuito con música pachanga a petición del componente femenino. 

Al día siguiente: ¡la gran final del torneo de BeachPolo de Ibiza! Partido igualadísimo, con el Horta muy guerrillero y algunas decisiones arbitrales polémicas para los dos equipos. Al final, nos fuimos arriba en la última parte, ya que físicamente éramos superiores. ¡Campeones del torneo por segundo año consecutivo!

Ibiza waterpolo agua
L’Hospitalet, el equipo ganador del torneo, posa con su trofeo. Foto: Noudiari

Para celebrarlo, ¡sólo faltaba la celebración en la Boat party! Muchas promesas y siempre por debajo de lo esperado, pero estando todos juntos, el sitio es lo de menos! Aún con fuerzas, se intentó entrar en el aniversario de Space, pero era imposible… 

Ahora toca contar los días y esperar para el torneo del año que viene, al que por supuesto volveremos para intentar revalidar título. Pero antes de la vuelta… ¡Una semanita de relax en Ibiza con mi novia!